La carne Asada

By on noviembre 25, 2010

Sonora es reconocido como el lugar de la carne asada, incluso se han batido records guiness de la mayor carne asada del mundo, preparada y servida en un solo día; las personas que gustan de realizar esta actividad se envuelven en el ritual casi místico de asar los alimentos, es una aventura que despierta los sentidos y nos da identidad.

Asar la carne es una actividad tan antigua como la humanidad misma, ha estado presente en el desarrollo de civilizaciones en los diferentes tiempos y lugares. El hecho de que básicamente se necesite solo tener un pedazo de carne y encender un fuego, hace de este acto, un encuentro con lo más básico y primitivo de la supervivencia del ser humano, y que continúa teniendo importancia en la historia moderna y en la actualidad.

La carne asada como platillo es un símbolo de nuestra región, es identidad gastronómica de la gente en Sonora, une a las personas en torno a la experiencia de preparar y compartir los alimentos; no puede faltar en reuniones familiares, en convivios con amigos, incluso, es una oportunidad de mejorar relaciones sociales y de trabajo; hace que la persona que prepara el fuego y la carne (asador o parrillero) sea visto como el responsable de darle el toque característico de cada estilo, se dice que no hay una receta única, cada asador utiliza una técnica personal que hace de cada parrillada una experiencia diferente. Algunas personas defienden su postura de que la carne asada solo necesita sal y alguien con experiencia para disfrutar la esencia de un buen corte de carne, sin embargo, las maneras de prepararla son muy diversas, se puede asar cualquier corte de carne de res, las costillas o las tripas, ya sea adobando la carne con especias, marinándola con un día de anticipación, prepararla en salmuera, agregándole zumo de limón o cerveza, etc. sirviéndola sola o con el acompañante por excelencia: las tortillas de harina, además de una gran variedad de salsas que le dan gusto a cualquiera. Independientemente de cómo se prepare es una oportunidad de convivir con las personas en un ambiente relajado, también de aventurarse en una experiencia que nos remonta al estado salvaje, y disfrutar de una actividad que siempre termina con un buen sabor de boca, literalmente.

Christian Ortega Argain

About Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *