Impuestos, un golpe personal.

By on febrero 11, 2013
alfonsodesierto@gmail.com

Grandes aplausos les mando a todas aquellas personas que han salido a la calle a manifestarse contra los nuevos impuestos, familias enteras, empresarios y taxistas han salido a demostrar la “unión del pueblo” para dejar en claro en el estado, el país y el mundo (por web) que nadie se dejará robar nuevamente como ha pasado a lo largo de nuestra pobre y asqueada historia.
Pero, viéndolo bien.

Una vez reconocidos sus esfuerzos, paso a la parte critica del asunto.

A pesar de que este movimiento se dice defender a todo el pueblo, siento que es una lucha bastante singular Cada uno de los ciudadanos que se ha quejado de esto, empieza por exponer lo que batalla pagando el diario y lo que batallará en reponerse de la pérdida monetaria que el nuevo impuesto supone. Los empresarios se quejan puesto que cuentan con flotillas de autos que los harán pagar miles de pesos más. Los taxistas en comuna defendiendo su capital,

A pesar de que este movimiento se dice defender a todo el pueblo, siento que es una lucha, en el fondo, bastante individualista. Por un lado están los ciudadanos, quienes al expresar su inconformidad, empiezan siempre exponiendo lo que cada uno de ellos batalla para pagar el diario y lo que batallará en reponerse de la pérdida monetaria que el nuevo impuesto supone. Por el otro están los empresarios, ellos se quejan por los miles de pesos que tendrán que pagar por las flotillas de autos que tienen. Están también los taxistas defendiendo su capital, pues además del impuesto COMUN tienen que pagar uso de piso y demás. Todos ellos pelean por su propio bienestar.

Me es difícil creer que estén viendo por todo el pueblo, y es ahí donde veo la mentira, cuando dicen que es por “el pueblo”, creo que si no tuvieran grandes impuestos que pagar ni siquiera se pararan en las manifestaciones y en el congreso, a simple vista se puede ver que los que tienen autos anteriores a la fecha de cobro les da igual lo que vaya a pasar con el impuesto, un ejemplo de esto es que muchos de ellos compraron sus boletos para la “Serie del Caribe”, asistieron y disfrutaron del “espectáculo”, siendo que Los Malnacidos habían propuesto boicotear los juegos, eso es “unión”.

Los taxistas dicen que subirán $20.00 pesos a las cuotas que ya tienen establecidas, disposición que no creo considere al bolsillo de todos. No quiero ni imaginar las medidas que los empresarios podrán tomar para recuperar lo gastado en los impuestos, son capaces de recortar personal, bajar sueldos, aunque esté prohibido, o quitar ciertas prestaciones a sus empleados.
Me han comentado personas que han asistido a las marchas que han visto gente de la política gritando y echándole al actual gobernador, gentes que saben que están aliadas a un partido político (de los rojos) y que han aprovechando este movimiento para desprestigiar al actual gobierno (y su partido azul) claro, es una forma fácil de ganar votos para dentro de tres años. Obviamente estas personas solo piensan en ellos mismos, como todos los que suben al poder y esperan sacarle el mayor jugo a la naranja para después tirarnos los gajos y que el pueblo se pelee por ellos.

Hace poco vi que la Universidad de Sonora también puso una lona mostrando la inconformidad de la alza de impuestos, ya que todos sabemos que año con año se pelea por el incremento de sueldos a maestros y trabajadores del alma mater. Y si bien saben, le echan la culpa al gobierno de no darles lo suficiente, con justa razón (claro, además de la repartidera que se hace en la misma universidad entre los conocidos y apalancados).

Y todos peleando por su propia tajada. Un movimiento que al parecer tiene un fin común, pero que se fragmenta ante los intereses personales.

Todos por el pin-chi dinero.

En fin, esta vez las calles no se llenaron de gente que pedía justicia por muertes pasadas, tampoco de gente que pedía la igualdad de géneros, ni de gente que no aprobara alguna ley migratoria (Arizona-sb1070), tampoco fueron las personas que no estuvieron conformes con las elecciones presidenciales, no salieron a gritar aquellos que querían callar a Televisa, ni mucho menos salieron los anarquistas, revolucionarios, rebeldes, intelectuales y demás que desde hace mucho tiempo están alzando su voz por aquí y por allá en contra de este sistema que no beneficia a nadie más que a los de arriba, a esos que hemos mantenido en el poder por tanto tiempo.
Esta vez la marcha no fue por una justicia social en general, no fue para pedir mejores condiciones de vida, alimento, educación y salud. Esta vez muy en el fondo fue por el pinchi dinero y los intereses personales, por nada más. Y de esto no tengo nada más que decir.

Ojalá.

Ojalá un día todas esas personas se unan con la misma fuerza y determinación a todas esas almas que salen a las calles a buscar un mejor mundo para todos, que no solamente ven por ellos, sino por toda la humanidad y su futuro. Y que al igual que salen a las calles a gritar, también sean claros y justos con las personas con quien conviven en el trabajo, en el trafico, por las calles, pues no basta con salir a gritar y ponerse una camiseta que demuestre tu ideal; tu ideal de un mundo mejor debe verse reflejado en todo momento con el trato a las demás personas, pues respeto se merece hasta quien no conoce de él.

Si quieres que sean más justos contigo, empieza a tratar a tus empleados, amigos, familia y cualquier desconocido con el respeto que crees que te mereces. Cuida de no tomar ventaja de tu “poder” pues eso hará que te pudras y eches a perder lo que está tu alrededor.
De nueva cuenta un aplauso a todos los que salieron a manifestarse, fue un gusto ver que algo los movió y los hizo salirse de sus casillas. Ahora los invito a que no dejen esta lucha nunca, que abran los ojos y vean todas las mentiras en que vivimos y traten, sea como sea, de que el dinero no tome sus almas y los convierta en personas que solo ven para ellas mismas. Conviértanse en todos.

About Alfonso Lopéz Aros

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *