Hermosillense por adopción, Jorge de la Rosa

By on diciembre 9, 2010

Por Rafael Rentería

El Héctor Espino a las 11 de la mañana no tiene juego programado y por consiguiente no hay aficionado alguno, a excepción de uno que otro trabajador que riega el pasto y la tierra para dejarla en perfectas condiciones y poder jugar al béisbol unas horas mas tarde.

Pero a esa hora en particular, acudimos a la casa de los Naranjeros de Hermosillo, para tratar de entrevistar a uno de los mejores jugadores mexicanos que militan en las Ligas Mayores y quien en esos momentos se encontraba ya en su etapa de estiramiento después de haber realizado algunos entrenamientos: Jorge de la Rosa.

Ahí mismo, en el pasto que está cerca de la primera base, le realizamos la entrevista a este lanzador zurdo que es originario del estado de Nuevo León, pero que hace 11 años llegó a esta ciudad a jugar, siendo un chamaco, con el equipo de Hermosillo.

Todo comenzó tranquilamente hasta que Edgar González, quien también se encontraba estirándose después del entrenamiento, comenzó a hacerle carrilla a de la Rosa, quien aguanto vara y la platica prosiguió de forma amena.

De inicio no pudimos dejar de preguntarle sobre su visita a esta ciudad, donde ya tiene años radicando y, sobre todo, sobre la posibilidad de que el año próximo pudiera vestirse con la franela del mejor equipo de béisbol en su historia: Los Yankees de Nueva York.

“Ya tengo como un mes viviendo aquí en Hermosillo, después de haber estado en Colorado alrededor de 10 meses, por lo que decidí venirme junto con mi esposa y mis hijos a pasar estas fechas y disfrutar de la calma de la ciudad, además de descansar e irme preparando físicamente para lo que será el 2011 en las Grandes Ligas.

Y sobre la posibilidad de ir a los Yankees, créeme que me da mucho gusto que esa organización se haya fijado en mí, pero por lo pronto aunque soy agente libre, quienes tienen la primera opción son los Rockies de Colorado con quienes he jugado los últimos tres años y con los cuales he jugado muy a gusto, pero así es este deporte, por lo que si se da la oportunidad de ir a Yankees o a cualquier otro equipo seguiré lanzando lo mejor posible para demostrar que los mexicanos somos buenos al béisbol”, comentó.

Conforme fue agarrando confianza, de la Rosa se vio mas cómodo al momento de responder las preguntas y seguía descansando después del entrenamiento que realizó minutos antes y fue entonces cuando se refirió de muy buena manera de sus compatriotas que también juegan en el mejor béisbol del mundo, como por ejemplo: Jorge Cantú, Edgar González, Giovani Gallardo, entre otros.

“Sin lugar a dudas, esta generación de peloteros mexicanos están rindiendo mucho en sus equipos y me recuerda a aquella camada de hace años, como Ismael el Rocket Valdez, Vinicio Castilla, el Cañón Osuna, Erubiel Durazo y otros, pero ahora afortunadamente nos toca participar a otro grupo importante como mi tocayo Cantú, Joakim Soria, Jaime García, Giovani Gallardo, Oliver Pérez, Alfredo Aceves y hay más que no los recuerdo, pero están teniendo buenas campañas y esto es bien visto por sus equipos que siguen confiando en talento mexicano”, dijo.

Y así seguimos platicando de béisbol, de su vida en Colorado y de otras ciudades en las que le ha tocado estar por su trabajo, pero también se abrió para expresarnos que se siente más de Hermosillo que muchos, ya que hace 11 años, Naranjeros lo trajo a jugar por primera vez a Sonora y a partir de ahí, le nació el amor por la ciudad a tal grado que termino casándose con una mujer de esta tierra, con quien tiene dos hijos pequeños que son su vida, ya que nos confío que sus tiempos libres y fuera de su trabajo, trata de estar con su familia y jugar con sus hijos el mayor tiempo posible, pues ante todo le gusta todo el ambiente del hogar y la tranquilidad.

“En lo personal me gusta Hermosillo, su comida, su gente, la tranquilidad que existe y también porque me siento como en mi segunda casa desde que llegue de Monterrey. El vivir en Estados Unidos es bonito, pero no se compara con este país, además mi trabajo y esfuerzo me ha costado estar donde estoy, gracias a que he tenido que mejorar mi mecánica de lanzar por mis entrenadores y lo cual agradezco porque me ha ayudado a ser mejor pitcher. Por lo pronto sólo vine a descansar y a practicar para llegar en forma a los entrenamientos en la primavera y aparte, de estar con mi familia, para apoyar a mi equipo, los Naranjeros de Hermosillo”.

Finalmente este pelotero de 29 años y que tiene en su brazo excelentes cualidades que le han valido ser considerado de los mejores en la gran carpa, terminó de descansar en el césped del Héctor Espino y nos dijo que agradecía el apoyo y el cariño que siempre ha tenido de los hermosillenses y sobre todo pidió que apoyen al club para que siga ganando títulos.

“Quiero enviar un saludo a todas las personas que me han apoyado y seguido en estos casi 11 años de carrera en el béisbol tanto en México como en Estados Unidos, por  lo que espero seguir teniendo mejores campañas con el equipo que me toque ya que, ante todo, soy un profesional y la vida esta llena de retos que debemos enfrentar. En el caso de los Naranjeros, ojala que puedan ganar otra vez el campeonato porque tienen muy buenos jugadores, que necesitan del apoyo de toda su afición y en mi caso aunque no puedo jugar con ellos en estos momentos, ellos saben que cuentan con todo mi apoyo y sé que ustedes los apoyarán”, finalizó.

About Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *