EL CONDE

By on diciembre 22, 2010

El conde de Radio Sonora

Por Rafael Rentería

            Ya no estamos en el mes de octubre o quizás noviembre cuando las historias de miedo y fantasmas se cuentan al por mayor entre muchas de las personas que son asiduas a platicarlas y, otras, a escuchar los pormenores del misterio que ellas traen consigo.

            Aquí en Hermosillo hay muchas historias que contar de este tipo. En lo particular y por laborar también ahí, les narraré una de un personaje que está ligado a la serie de relatos de fantasmas de esta ciudad naranjera y es la del Conde de Radio Sonora.

            Este sitio, como muchos saben, es una estación de radio estatal propiedad del Gobierno del Estado y sus instalaciones son bastante antiguas. Esta casa es muy bonita y no pierde las características de cómo fue construida hace más de 100 años, en el puro centro de Hermosillo.

            Y aunado a la historia que tiene ya esta casa ubicada frente a la Plaza Hidalgo, está el misterio sobre el supuesto fantasma que se aparece en los pasillos de esta radio. Durante años se ha hablado de este personaje conocido como “el conde” y el cual fue el dueño de esta casona y que, según nos contaron algunas personas que tienen años laborando en ese medio de comunicación, vivió junto con su familia y debido a un grave accidente en la alberca de su casa, falleció camino al hospital.

            Una de las personas que nos contó su versión de la vida de esta persona que se llamó Gustavo Peralta García, fue Armando Moreno Gil, quien por más de 25 años ha laborado dentro de la radio estatal.

            “El conde, nació en Villa de Seris. Se cuenta que de niño él venia muy seguido a esta casa y ya de adulto se casó con una señora de apellido Camou, quien a los años heredó  ese inmueble junto a lo que hoy es El Colegio de Sonora  y posteriormente se vinieron a vivir a este sitio. Ellos nunca pudieron tener hijos, por lo que adoptaron a dos niñas, quienes ya de adultas fueron quienes vendieron estas dos propiedades, ya que sus padres habían fallecido”, comentó.

            Y fue a partir de ese lamentable hecho, de la muerte del conde, cuando comenzaron a surgir todo tipo de historias sobre una serie de apariciones o de situaciones raras que le han sido atribuidas a este raro personaje que, sin lugar a dudas, es lo que le da el sabor a esta casona.

            “Él falleció porque se golpeó muy fuerte en la alberca que había ahí donde ahora es el patio de la radio. Se dice que era una gran alberca y al momento del terrible suceso, estaba vacía por lo que cayó y se golpeo de gravedad. Lo malo fue que se encontraba solo en esos momentos por lo que nadie se dio cuenta. A las horas, alguien lo encontró y fue llevado de urgencia al hospital pero desafortunadamente en el camino perdió la vida”, relató.

         Pero antes de conocer si este llamado conde se aparece o no en la radio, conoceremos de donde le provino ese apodo y el cual según nos contó el señor Moreno Gil, no le gustaba para nada.

            “Se cuenta una historia, porque hay varias, que de niño cuando él visitaba esta casa y la de lado junto a su familia, regularmente en aquellos años de principio de siglo se daban los hechos la Revolución, por lo que en ocasiones llegaban a la ciudad revolucionarios, que a punta de balazos, llegaban a las casas a saquear y asesinar personas, por lo que los padres de este personaje le gritaban a la sirvienta que “escondiera al niño” en el túnel que había entre la radio y El colegio de Sonora y fue a partir de ahí, que se le quedó el apodo del conde, por el hecho de decir: Es conde al niño”, dijo.

            Por otra parte, otro de los empleados de esta radio y que se ha dedicado a estudiar la vida de esta persona, Rafael Salido Cruz, nos contó que él tiene otra versión del por qué le decían “conde” al señor Gustavo Peralta García:

            “Platicando con personas que tienen muchos años viviendo aquí en Hermosillo, ellos me dijeron que así le pusieron por la vestimenta tan elegante que siempre se ponía. Su porte y su clase eran como las de un conde de aquellos años, ya que además fue muy pudiente por ello fue que se le quedó ese apodo”, mencionó.

            Y otra de las cuestiones que llaman mucho la atención y quizás sea la más significativa, es que ya de muerto su fama ha sido muy grande por la serie de cosas que se dicen de él, en el sentido de que se aparece por los pasillos de la radio. Algunos de sus empleados cuentan anécdotas acerca de ciertas cosas que les han sucedido y hasta programas de televisión han estado en la radio para conocer en vivo lo que se comenta del conde de Radio Sonora.

            Finalmente, y en lo personal, historias se cuentan muchas, pero a mí, en el tiempo que tengo trabajando ahí, jamás he visto ni sentido nada fuera de lo normal. Espero que si el conde o algún otro ente existe en ese sitio, no se me aparezcan nunca, porque si con alguien no me llevo es con los fantasmas. ¡Prefiero a las vivas!

About Redacción

2 Comments

  1. Francisca lidia Lopez gonzales

    mayo 17, 2017 at 5:09 am

    Yo me acuerdo cuando estaba en la previo que quedaba en la parte de atrás de la casa del conde en,1961 allí había un túnel en la escuela que daba a la casa del conde y nos subíamos a la barda y un señor nos daba galletas y le decían el conde .sera el mismo?

  2. cukuramrc

    diciembre 14, 2017 at 4:05 am

    すべての http://cukurambareskort.com/top 投稿者

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.